Practicar hábitos saludables

Las soft skills relacionales que debería trabajar el alumnado durante el confinamiento (III)

Es importante que cada día el alumno y la alumna esté en perfecto estado para trabajar mejor en su día a día. Por este motivo, recomendamos que mantengáis durante el confinamiento hábitos saludables. Cada día es importante prepararse como persona, como herramienta que debe estar a punto para utilizarse con la mayor precisión y eficacia en el quehacer diario. Y cuidarse significa cuidar cuerpo, mente, corazón y espiritualidad.

Para cuidar el cuerpo, hay que mejorar la salud física a través de la alimentación, las horas de sueño y la práctica del deporte, aunque sea más complicado lograrlo por el confinamiento.

Merece la pena hacer un pequeño esfuerzo añadiendo algunas rutinas de ejercicios, no ingerir demasiadas calorías y tener buenos hábitos de sueño.

Además, hay que tener muy presente el cuidado también de la mente, haciendo posible el dicho ‘Mens sana in corpore sana’. Para ello, tenéis que mantener activa la mente con actividades que fomenten el intelecto y la concentración. Desarrollar actividades como leer, escribir o tocar un instrumento ayudan a mantener una mente en equilibrio.

Es importante que en esta época se tengan muy presentes a los seres queridos. Forman parte del equilibrio. Es importante mantener el contacto con los familiares y amigos, y sobre todo de los más vulnerables, que son los mayores. Las llamadas habituales, las videoconferencias para hablar con ellos o preguntarles si necesitan ayuda no deben faltar en esta época.

Y en un último lugar, también hay que tener en cuenta, cada día, dedicarse, al menos un breve espacio de tiempo, a reflexionar con uno mismo. Si sabéis meditar, os ayudará. Dedicar todos los días un pequeño espacio de tiempo a escuchar música que os inspire emocionalmente y os relaje también es muy aconsejable para cuidar la parte más espiritual de la persona.

Aunque sea complicado, hay que esforzarse en practicar cada día estos hábitos. Son momentos difíciles que desbordan las emociones y capacidades, por lo que hay que ver esta situación como un gran reto. No hay que perder de vista que todo pasará y volveréis a vuestro día a día con un nuevo aprendizaje que os hará más fuertes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *